Canelones Exporta

INFORMES

Canelones Exporta: la iniciativa de Somos Uruguay Educa ya tiene 76 empresas inscritas

Canelones Exporta: la iniciativa de Somos Uruguay Educa ya tiene 76 empresas inscritas

El proyecto, que cuenta con el financiamiento de Inefop y el apoyo de la Comuna Canaria, puso a rodar el trabajo en diferentes sectores. Somos Uruguay Revista conversó con su impulsor, Mario Lev, y con la gerenta de proyecto, la economista María Noel Sanguinetti

Señor Lev, ¿cómo surge esta iniciativa de Canelones Exporta a través de Somos Uruguay?
En Somos Uruguay venimos trabajando desde hace 15 años con el empresariado en general a través de nuestros diferentes productos: Somos Uruguay Revista, Desayunos Útiles y las cenas de Línea de Encuentro. Hace seis años entendimos que era un buen momento para expandir el proyecto, ya que teníamos algunas empresas radicadas en el interior que participaban de nuestros eventos. Surgieron un par de departamentos en los que estuvimos viendo la posibilidad de instalarnos, y fueron finalmente Florida y Canelones, donde nos presentamos el mismo año. Pero Canelones en particular nos inspiró mucho.

¿Qué particularidad vieron en el departamento de Canelones?
Luego de haber organizado Desayunos Útiles con el intendente canario en Canelones todos estos años, vimos que asistían muchas empresas heterogéneas, tanto en rubros como en potencial. Fue entonces cuando comenzamos a conocer nuevas empresas, fuimos vinculándonos a la Intendencia y empezamos a explorar el departamento, creyendo que desde Somos Uruguay podíamos colaborar en potenciar los procesos productivos que muchas empresas tenían, en una lógica que era aplicable a lo que nosotros veníamos haciendo en Montevideo. Ese proceso de cuatro o cinco años que llevábamos cuando se nos planteó la inquietud hizo que pensáramos en un proyecto, que fue elaborado en conjunto por Somos Uruguay Educa, empresarios de Canelones, y la Intendencia, que nos ayudó en el diseño. Allí surge Canelones Exporta, iniciativa que planteamos al Inefop [Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional] a través de Somos Uruguay Educa, entidad de capacitación empresarial. Con esto se busca determinar el potencial que tienen las empresas, y se apunta a generar vínculos y alianzas entre los distintos actores.

¿Cuál fue la recepción por parte de la Comuna Canaria y de los referentes a nivel público?
La Comuna Canaria, más que apoyar el proyecto, podemos decir que se ha consolidado como un socio que no solamente avala la iniciativa, sino que la ha visto como una oportunidad para las empresas del departamento. Estamos trabajando con sectores de

suma importancia y que tienen un gran potencial para crecer más allá de Canelones, pero que necesitan de un apoyo diferente y a medida.

¿Cómo ha sido la reacción de los empresarios?
Los empresarios han visto en Canelones Exporta una oportunidad de trabajo diferente, donde pueden disponer de una herramienta de apoyo que les permita fijarse metas, definir desafíos y concretar proyectos para avanzar en ellos. Pero además, la invalorable posibilidad de unirse a una red de empresas donde podemos complementarnos, hacer negocios juntos y aprender de nuestras experiencias.

¿Cuáles son los principales desafíos?
A nuestro entender, el principal desafío es generar propuestas que sean de utilidad e interés de las empresas, y que les permitan trabajar en una línea de mejora de la producción, las ventas y el negocio en su conjunto. Para ellos también es importante el modo como logramos encontrar los espacios de trabajo adecuado y el saber canalizarlos hacia los lugares y programas adecuados.

¿Tienen perspectivas de crecer?
Siempre. Apostamos a tener más empresas, más presencia coordinando con los referentes del gobierno de Canelones, con las cámaras empresariales locales, y que quienes participan sugieran e inviten a nuevas empresas. Pero eso lo lograremos si podemos trabajar bien. Y también apostamos a reproducir el modelo en otros lugares o regiones, y a generarle nuevos componentes. Apostamos a que este primer año de trabajo sea solo una primera etapa de un modelo diferente.

¿Qué impronta le gustaría dejar?
Yo soy un emprendedor y me gusta trabajar con personas que tienen ideas diferentes y ponen todo en la cancha para lograr algo por lo que se apasionan. Por eso queremos no solo ayudar en ese proceso, sino también mostrar lo que se hace bien, con esfuerzo y con voluntad de mejorar.

¿Qué ofrece Canelones Exporta que no existe en otros ámbitos?
Ofrece una red público-privada de larga trayectoria que abarca los más diversos sectores, ofrece dar a conocer experiencias, productos y servicios que son magníficos y que muchas veces no tienen visibilidad porque no poseen los medios ni los recursos.
Busca contribuir en asesoramiento y consultoría, aspectos a los que no siempre las empresas pueden acceder. Aporta información que muchas veces no llega a las empresas. Y, finalmente, podemos decir que se genera un espacio de amistad y fraternidad que les da un clima especial a los negocios.
Si tuviera que definir en tres palabras a Canelones Exporta, ¿cuáles serían?
Emprendedores. Redes. Oportunidades.

La economista María Noel Sanguinetti se sumó al proyecto como gerenta en el mes de agosto de este año. Tiene 38 años y un posgrado en Marketing. Además, es la gerenta general de la Asociación Cultivadores de Arroz y también asesora de la representación empresarial del BPS.

Como economista: ¿qué la motivó a usted a aceptar este desafío de Canelones Exporta?
Estar al frente de un proyecto como Canelones Exporta es un gran desafío y una gran oportunidad por las implicancias que tiene en términos de ser una iniciativa diferente, que requiere de mucha creatividad y de buscar herramientas a medida de los que se integran.
En primer lugar, me quedé muy sorprendida con la propuesta y a la vez muy motivada, me alegró mucho que Mario [Lev] y su equipo me hayan convocado y confiaran en mi trabajo. Desde hace un tiempo conozco la propuesta Somos Uruguay y admiro mucho la forma en que trabajan y las redes que han logrado crear entre empresas y el sector público, siempre con la capacidad de mostrar buenas experiencias y generar vínculos.
Cada vez que participas en un evento o de un espacio convocado de Somos Uruguay no dejas de sorprenderte con alguna experiencia fantástica, conociendo a alguien y además pasando un rato superagradable.

¿En qué etapa del proyecto se sumó al equipo?

Me integro al proyecto en el mes de agosto, luego de una etapa de definición de las grandes líneas de este, de análisis de necesidades y capacidades a nivel de departamento y redes existentes, y la convocatoria inicial. De esta forma y con la conducción de Mario analizamos la primera etapa y aterrizamos el proyecto de acuerdo al diagnóstico, necesidades y primeras empresas captadas. Armamos un equipo básico de trabajo que se apoya en toda la plataforma y recursos humanos de Somos Uruguay Educa. Definimos grupos de trabajo en acuerdo con los referentes de la Comuna Canaria, de Inefop y referentes entre las empresas convocadas, y ahora estamos en la etapa de definir propuestas para cada uno de los grupos y sumar empresas que se integren.

¿Qué tipo de emprendimientos se han sumado a la propuesta?

Tenemos emprendimientos diversos en sectores, escala, ubicación territorial y necesidades. Sin lugar a dudas esto es una dificultad y un desafío, pero es representativo de lo que es el departamento de Canelones. Es por eso que entendimos que teníamos que transformar esta dificultad en nuestra fortaleza y diferencial, elemento que la propuesta Somos Uruguay permite en su lógica de red y de articulación entre empresas y otras instituciones. Trabajamos por eso en diversos grupos —algunos con una lógica sectorial, otros por escala, otros por necesidades—, y definimos una serie de líneas de trabajo, como son desarrollo de proyectos a medida, apoyo para análisis de mercado, conocimiento de los procesos de exportación, capacitaciones, entre otros. Pero un elemento que para nosotros es fundamental es el que tiene que ver con promover la asociatividad; por eso apostamos más a trabajar en grupos y con el apoyo de las cámaras y emprendimientos locales, con empresas referentes.

¿Qué le llamó más la atención de esta iniciativa del departamento canario?

Lo que más me llamó la atención y a la vez me atrajo fue poder generar un instrumento que se arma como un rompecabezas de herramientas a medida. Esto salva una problemática que muchas veces vemos quienes asesoramos empresas, que es la dificultad para apoyarnos en algunos programas de promoción a empresas y emprendedores, y disponer de asesoramiento técnico y de búsqueda de oportunidades de asociación horizontal entre empresas.

¿Qué beneficios entiende usted que puede traer esto para el aparato productivo de Canelones y para la Intendencia?

Podemos llegar a empresas a las que otros programas no llegan, o por lo menos no llegan por sí solos, y podemos darles un servicio que no existe, porque los pequeños y medianos emprendimientos no siempre disponen de los recursos ni del tiempo para acceder a determinados servicios de consultoría y apoyo. Pero a su vez lo hacemos partiendo de experiencias y optimizando recursos y generando vínculos.

Desde su punto de vista, ¿es posible que diferentes sectores de la más diversa índole puedan generar productos y servicios para exportar?

Uruguay es un país pequeño, pero se ha construido como un gran productor; nuestra economía depende de lo que podamos vender más allá de fronteras, y ha sido notable cómo las empresas de nuestro país han crecido y obtenido logros en este sentido, en los más diversos sectores y en los más diversos destinos. Nos reconocen en el mundo por la calidad de nuestros productos y somos una marca de presentación, por eso tenemos que seguir trabajando en esta línea, salvando las dificultades que significa ser un país chico, de costos altos, y sujetos a la competencia que nos imponen a nivel de los mercados.
Las dificultades son muchas, pero se saben hacer muy buenas cosas. El grupo de empresas que se ha acercado al proyecto es una muestra clara de esto. He conocido gente increíble, con productos espectaculares, que piensan en cómo mejorar, que tienen historias fascinantes. Tenemos un gran capital para trabajar las más diversas posibilidades.

A su entender, ¿es difícil de articular el apoyo con los diferentes organismos públicos y privados?

Es complejo, pero es posible; y cuando trabajas en red y te planteas objetivos el camino se va facilitando. Estamos todos aprendiendo y generando propuestas.